Todo sobre cáncer mamario

Fases desarrollo fetal
La autoexploración mamaria ha sido criticada por unos y apoyada por otros...

El Acné

¿Qué es el ACNÉ?

Consejos

Piel: Las encimas presentes en la piña y la papaya ayudan a que la piel luzca bella. Estas frutas tropicales eliminan las células muertas y revelan una piel joven y saludable. Belleza a flor de piel.. ver más. útiles máscaras

Mascaras de Frutas
Cuidados para el Cabello Pelo: Una de las preocupaciones más importantes de nuestra vida, es el cuidado de nuestro cuero cabelludo, no es un misterio que cuando no tenemos el pelo como nos gustaría, nos sentimos inseguras y poco atractivas y pensamos que un buen corte de pelo el cabello crecerá sano.
Aquí te damos algunas recomendaciones para tan rebelde compañero... ver más

Ir a Secreto Natural
Si bien es cierto, todos los días somos bombardeadas con modelos que poseen "cuerpos perfectos" pero, sabemos con certeza ¿qué es la perfección? a diario nos medimos al momento de comer y cuando no somos capaces de controlarnos nos consolamos diciendo "no importa, mañana si que comienzo la dieta".......Ver Consejos
ver pirámide nutricional
   
Conflicto en la pareja?
CUANDO ELLA GANA MÁS QUE ÉL


La sociedad patriarcal ha comenzado a desvanecerse con la independencia que la mujer ha ido adquiriendo con los años. Ha podido estudiar, perfeccionarse, crecer laboralmente, e incluso obtener mejores salarios que los hombres. Esto, de alguna manera, ha ayudado a las parejas a tener mejores estándares de vida, pero a la vez ha perjudicado la autoestima del macho acostumbrado a ser el proveedor.
El tema de papel de macho proveedor, en la mayoría de los hombres pesa bastante. Él siente que han transgredido lo que antes era su labor y le molesta sentir las recriminaciones de su mujer en lo que a labores domésticas se refiere. Siente que no es su labor y que el ganar menos dinero lo humilla.
Sin embargo, esta situación se vuelve cada vez más habitual, ya que la mujer ha comenzado a perfeccionarse y a independizarse, aportando al hogar y desenvolviéndose en un ambiente que era sólo para ellos.
Por eso, ahora tiene mayor autoridad, es menos sumisa y ha dejado de ser la dueña de casa pasiva, incluso ahora administra los ingresos del hogar y destina para los deberes que le interesa.
La mujer ya no tiene que pedir dinero para comprarse un lápiz labial y no necesita la autorización de su pareja si quiere adquirir el último modelo de zapatos de la temporada. Es libre y trabajadora, por lo que disfruta de estos beneficios.

Pero, ¿qué pasa con ellos?
"Una cosa es que ella gane más que yo y se compartan los gastos y otra cosa es que ella haga alarde de que gana más. En el primer caso me da lo mismo, es más me gusta. Pero en el segundo creo que mina la autoestima que te lo refrieguen en la cara", afirma Mauricio, de 31 años, soltero.
Nicolás, de 35, opina de manera similar: "Siento que es súper fuerte vivir una situación así. A uno le enseñaron que tiene que mantener el hogar, tratar de darles lo mejor y tratar a tu mujer como reina. Y resulta que no tienes cómo hacerlo y es ella quien te mantiene en cierta manera. Creo que es muy difícil sobrellevarlo, pero si hay diálogo del bueno, la situación puede aprender a manejarse. Pero si ella te lo saca en cara a cada rato, es el fin de todo".

La humildad es primordial
Cuando se tiene éxito, no es necesario alardear tanto, menos con los que nos quieren, porque tal vez somos nosotras mismas las que generamos los problemas conyugales.
En algunos casos incluso la mujer tiende a ridiculizar a su hombre en público por ganar menos o por no llevar lo que se ha llamado los pantalones del hogar.
En el minuto que se pierden los respetos, las crisis se desatan por sí solas. Por eso, no es necesario ostentar superioridad frente al compañero. Aunque también existen situaciones en las que el hombre no logra entender la situación por un tema cultural, es decir, porque fue criado como macho proveedor y no concibe su labor de manera diferente.
En esos casos, el hombre no logra ver en la mujer una persona igual a él y no es flexible en materia de logros mutuos. De esta manera, será inevitable que se sienta inferior, que baje su autoestima y sienta frustración con su propia actividad.

Factor de separación

Si bien en países como Holanda, el tema de la mujer que gana más que el hombre es cada día más normal y crece en un uno por ciento todos los años, en nuestro país no es tan bien visto y ellos no lo manejan a la perfección, convirtiéndose en motivo fuerte de separaciones.
Así al menos lo demostró hace algún tiempo un estudio llamado La experiencia de vivir en familia: ¿Qué dicen los chilenos?, de las sociólogas Carmen Reyes, Mónica Muñoz y Paz Cobarrubias.
Cuando se tiene éxito, no es necesario alardear tanto, menos con los que nos quieren, porque tal vez somos nosotras mismas las que generamos los problemas conyugales.
En algunos casos incluso la mujer tiende a ridiculizar a su hombre en público por ganar menos o por no llevar lo que se ha llamado los pantalones del hogar.
En el minuto que se pierden los respetos, las crisis se desatan por sí solas. Por eso, no es necesario ostentar superioridad frente al compañero. Aunque también existen situaciones en las que el hombre no logra entender la situación por un tema cultural, es decir, porque fue criado como macho proveedor y no concibe su labor de manera diferente.
En esos casos, el hombre no logra ver en la mujer una persona igual a él y no es flexible en materia de logros mutuos. De esta manera, será inevitable que se sienta inferior, que baje su autoestima y sienta frustración con su propia actividad.